2004 Gulliver. Elena Jiménez
16150
post-template-default,single,single-post,postid-16150,single-format-standard,bridge-core-3.1.3,qi-blocks-1.2.6,qodef-gutenberg--no-touch,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-30.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-7.3,vc_responsive

2004 Gulliver.
Elena Jiménez

  • Exposiciones:
  • Texto de Elena Jiménez

GULLIVER Bromingnag Representación e identidad.

Como en los viajes de Gulliver, nuestros protagonistas se aventuran a los cambios de su entorno, lo subjetivo. La mirada, el dominio de lo visual, el juego de la representación grafica, son medios de creación de nuevos espacios y descripción de nuevas situaciones capaces de cambiar la realidad existente. En este proceso de nuevas identidades, la redefinición de tamaño, edad, raza, son en fin categorías invertidas a través de una experiencia sensorial y emocional.

Gulliver pasea por el jardín, formas geométricas del bosque a sus pies, los grandes arbolés se convierten en baja hierbas que se doblegan a su paso. Otro pasea y las flores les cubren y se recortan contra la luz
Al entrar en la habitación caminas hacia la puerta del fondo, caminas y creces y cuando la alcanzas tu cabeza toca techo, te pliegas para alcanzar el picaporte y empujar la puerta… .
Un cuento, juegos de feria, la criatura y su entorno, mitología.

Convertir la realidad en reflejo mediante procesos de representación y producción de realidad: imagineria publicitaria y un nuevo diseño del entorno, instalando al sujeto en una nueva realidad, interactuando valores, cultura visual, filosofía y semiótica.

En esta exposición, sobre Representación e identidad aludo a los viajes de gulliver para mostrar una visión personal del dialogo entre la naturaleza y el hombre.
Imágenes de referencia figurativa, retratos clásicos, manos, cabellos y paisajes, desdibujadas y veladas, con cambios de objetivos que enseñan macro y micro mundos mediante la fotografía, la impresión digital intervenida con pintura y diversas instalaciones de piezas de plástico y cristal

Como en los viajes de Gulliver, los espectadores, se aventuran a los cambios de su entorno, lo subjetivo. La mirada, el dominio de lo visual, el juego de la representación grafica, son medios de creación de nuevos espacios y descripción de nuevas situaciones capaces de cambiar la realidad. En este proceso se crean nuevas identidades a través de la redefinición de tamaño.

Un proyecto no exento del discurso divertido, donde Palabras y manchas, individuos y espejos, predisponga al espectador a la curiosidad. Trabajos en un contexto fronterizo, simultaneando abstracción y representación, serialización y repetición, ritualización del objeto común, trazos gestuales y manchas. Formando estratos de planos, como si un campo de arqueología de imágenes pudiésemos convertir la obra.

Elena Jimenez